La escarlatina es causada por una infección estreptocócica del grupo A productor de toxina eritrogénica y en raras ocasiones por estafilocococos que aparecen complicando heridas productores, también, de toxina eritrogénica, en este caso faltaría la faringoamigdalitis típica .

Si su hijo tiene dolor de garganta y sarpullido, el médico le puede realizar una prueba para detectar si es una infección estreptocócica.

El tratamiento rápido con antibióticos puede proteger a su hijo de posibles problemas de salud a largo plazo.

La escarlatina —o fiebre escarlata— es una infección bacteriana causada por estreptococos (Streptococcus) del grupo A. Esta enfermedad afecta a un pequeño porcentaje de las personas que tienen infección estreptocócica de la garganta y, con menos frecuencia, a las que tienen infecciones estreptocócicas de la piel, para que se exprese clínicamente como escarlatina es necesario que el estreptococo infectante sea productor de la toxina eritrogénica, que el huésped no tenga inmunidad antibacterianay que tampoco la tenga antitóxica.

La escarlatina se puede tratar con antibióticos, siendo de elección la penicilina G benzatina intramuscular y es, por lo general, una enfermedad leve. Sin embargo, requiere de tratamiento para prevenir problemas de salud a largo plazo que son poco frecuentes, pero graves. El tratamiento con antibióticos también ayuda a que los síntomas desaparezcan más rápido y reduce el contagio a otras personas.

Aunque cualquiera puede contraer la escarlatina, por lo general afecta a niños de 5 a 12 años. El síntoma clásico de esta enfermedad es un tipo de sarpullido rojo de textura áspera como la del papel de lija.

¿Cómo se contrae la escarlatina?

Las bacterias estreptocócicas del grupo A pueden vivir en la nariz y la garganta de personas enfermas o portadoras sanas. Estas bacterias se propagan mediante el contacto con gotitas provenientes de la tos o los estornudos de una persona infectada. El contagio directo a través de las gotitas expectoradas es el más importante, no obstante, la receptividad es menor que para otras enfermedades infecciosas. Si usted se toca la boca, la nariz o los ojos después de haber tocado algo que tenga estas gotitas, también podría enfermar. Si bebe del mismo vaso o come del mismo plato que una persona infectada, también se podría enfermar. Además, se puede contraer la escarlatina por el contacto con las heridas de las infecciones estreptocócicas del grupo A en la piel.

Clínica;

Por lo general, la enfermedad comienza, después de un periodo de incubación que dura entre 2 y 4 días, con fiebre alta , dolor de garganta sensación de enfermedad grave. También se puede presentar con escalofríos, vómitos y dolores abdominales. La lengua puede estar cubierta con una capa blancuzca ( saburral ) y verse hinchada con la punta y los bordes rojos. Es posible que también tenga una apariencia «aframbuesada» o «de fresa» (roja y con puntitos). La faringe y las amígdalas pueden estar aumentadas de tamaño, doloridas y enrojecidas, y puede ser doloroso tragar. La úvula tiene un color rojo violado. A nivel del velo del paladar es posible encontrar el llamado enantema flameante, en forma de unas manchas o estrías rojas como llamaradas que alternan con otras puntiformes

Uno o dos días después de que comienza la enfermedad, aparece el típico sarpullido rojo, aunque el sarpullido puede presentarse antes que la enfermedad y hasta 7 días después. El exantema o sarpullido “escarlata” que le da nombre a la enfermedad. El exantema puede aparecer primero en el cuello, las axilas y la ingle, y luego extenderse al resto del cuerpo. Por lo general, empieza como parches rojos planos y pequeños que poco a poco se convierten en bultos diminutos ásperos como el papel de lija. El exantema es micropapuloso, constituido por pequeñas pápulas con cierto relieve que suelen tener como centro un folículo piloso. La erupción tiene un color rojo escarlata.

Aunque las mejillas pueden estar enrojecidas, el área alrededor de la boca puede estar pálida. Los pliegues de las axilas, los codos y la ingle podrían presentar un color rojo más intenso que el del resto del cuerpo. Cuando en los pliegues se aprecian pequeños elementos purpúricos lineales reciben el nombre de “signo de Pastia”. La erupción es, con frecuencia, pruriginosa. El sarpullido de la escarlatina por lo general desaparece en unos 7 días. Al hacerlo, se puede descamar la piel de la punta de los dedos de las manos y los pies, y el área de la ingle. Esta descamación puede durar varias semanas.

TRATAMIENTO : Antibióticos.

El médico de su hijo recetará antibióticos para evitar posibles, pero raros problemas de salud a largo plazo, aliviar los síntomas y prevenir un mayor contagio de la enfermedad.

Puede realizarse previamente un hisopado de la garganta para confirmar que el niño está infectado con bacterias estreptocócicas del grupo A .

El antibiótico de elección clásico es la penicilina G a  600.000 UI intramuscular en menores de 30 Kg y 1.200.000 UI en mayores de 30 kg.

Otras medidas a considerar son el lavado de manos con frecuencia,

No existe una vacuna para prevenir la infección estreptocócica de la garganta ni la escarlatina y los niños con escarlatina o con infección estreptocócica de la garganta deben quedarse en casa y no ir a la escuela ni a la guardería por lo menos durante 24 horas después de haber comenzado los antibióticos.

Problemas de salud a largo plazo causados por la escarlatina:

Los problemas de salud a largo plazo causados por la escarlatina pueden incluir:

  • Fiebre reumática (una enfermedad inflamatoria que puede afectar el corazón, las articulaciones, la piel y el cerebro).
  • Enfermedad renal (inflamación de los riñones llamada glomerulonefritis posestreptocócica).
  • Otitis media (infecciones de oído).
  • Infecciones de la piel.
  • Abscesos en la garganta.
  • Neumonía (infección en los pulmones).
  • Artritis (inflamación de las articulaciones).