Cómo tomar la inmunoterapia sublingual con SLIToneULTRA

La Inmunoterapia con alergenos consiste en administrar a un sujeto alérgico cantidades gradualmente crecientes de un extracto alergénico, con el objetivo de mejorar la sintomatología causada por la exposición posterior a ese mismo alergeno. Se utiliza para tratar enfermedades alérgicas causadas por alergenos inhalados, y es un tratamiento eficaz en los pacientes con rinoconjuntivitis alérgica y con asma alérgica. No está en discusión hoy en día , el uso de la INMUNOTERAPIA como uno de los pilares del tratamiento de las patologías alérgicas mencionadas anteriormente, ya que hay suficiente grado de evidencia científica que avala su eficacia, cuando está correctamente indicada, en pacientes seleccionados, con extractos de calidad y en dosis adecuadas.

La inmunoterapia consigue alterar el curso natural de la enfermedad y mantener la prevención de los síntomas largo tiempo.

Para el tratamiento de la alergia respiratoria (rinitis y asma), además de un buen tratamiento con fármacos, que alivien la inflamación alérgica, se suele recomendar la iniciación de una vacuna alergénica específica ( inmunoterapia alérgica). La vacuna alergénica es específica porque contiene el alergeno o grupo de alergenos causante de la enfermedad del paciente. Los alergenos más frecuentes en Canarias son los ácaros domésticos: Dermatophagoides pteronyssinus, farinae y la Blomia Tropicalis.

La vacuna modifica la evolución de la enfermedad alérgica respiratoria, mejorando la calidad de vida del paciente, mediante la reducción de síntomas y el consumo de otros medicamentos. Incluso, en un número muy importante de pacientes, consigue la remisión total de la enfermedad alérgica respiratoria (desaparición de las molestias clínicas).

La vacuna generalmente se indica cuando un paciente alérgico presenta síntomas nasales o bronquiales frecuentes, a pesar de unas correctas medidas de prevención ambientales. No esta indicada en casos de asma-rinitis grave mal controlada, ni en los casos de asma leve ocasional. Cuando uno esté en tratamiento con vacunas, debe estar practicamente libre de síntomas, por lo que, al principio es necesario compatibilizar la vacuna con otras medicinas para conseguir el buen control de la enfermedad.

Objetivos del tratamiento:

Por todo ello, el primer objetivo de la vacuna alergénica es mejorar al paciente de sus molestias. Esto se produce restableciendo la normalidad del sistema inmunológico, induciendo una tolerancia a la sustancia que le causa la enfermedad.

El segundo objetivo es que el efecto positivo se mantenga, al terminar la vacunación, para lo que se necesita un tiempo mínimo de tratamiento de entre 3-5 años. La inmunoterapia es el único tratamiento, de que disponemos en la actualidad, que puede conseguir una mejoría persistente, pero sera necesario mantener un mínimo de tres años, aunque ya no tenga sintomas, para obtener una adecuada respuesta del sistema inmunitario

Otro de los objetivos de las vacunas alergénicas es, en los pacientes con rinitis es la prevención de la aparición de asma. Se considera que el riesgo de presentar asma, en un paciente con rinitis, es aproximadamente del 40% en los alérgicos a ácaros. Este riesgo baja al 5%, si el paciente se vacuna.

Disponemos, desde hace años de un nuevo tipo de vacunas alergénicas eficaces, alternativas a las pinchadas, llamadas sublinguales. Su ventaja es que no hay que pincharse, y, por su buena tolerancia, se la administra el propio paciente en casa. Su desventaja es que hay que administrarla a diario de forma continuada, por lo que la cumplimentación del tratamiento es imprescindible para que este resulte eficaz.

Este tipo de vacuna se suele recomendar fundamentalmente a los niños y a las personas que tienen miedo a las agujas. Su forma de administración consiste en un líquido, con la sustancia que nos da alergia, que se coloca debajo de la lengua. Normalmente se mantiene un par de minutos y luego se traga. Hoy disponemos de este tipo de vacuna en forma de pastilla, que se disuelve en la boca. Lo cual, facilita todavía más su administración, pero la dosificación esta diseñada solo para adultos

Las vacunas sublinguales suelen ser muy bien toleradas, presentándose, en ocasiones, una intolerancia local, con picor en la boca, inflamación local leve o molestias digestivas. .

En el caso de los pacientes alérgicos a ácaros la vacuna se administra todo el año. Una vez que el paciente lleva un tiempo de vacuna, generalmente 4-12 meses, se suele reajustar el resto del tratamiento. Progresivamente vamos a necesitar tratamiento con las otras medicinas de forma cada vez más ocasional

La presentación SLIToneULTRA es el único tratamiento de inmunoterapia sublingual en envases monodosis. Los envases monodosis se presentan en una caja que contiene 18 bolsas de aluminio selladas. Cada bolsa contiene una tira de cinco envases monodosis de plastico con un contenido de 0,5 mililitros.

Cómo tomar SLIToneULTRA :

  1. Abrir la bolsa de aluminio

  2. Separar un envase monodosis de la tira

  3. Ponga el tapón del envase hacia abajo para que la solución fluya hacia el cuello del envase

  4. Acérquese el envase a la boca y gire el tapón para quitarlo

  5. Apriete el envase con cuidado para que la solución caiga directamente debajo de la lengua

  6. Apriete varias veces hasta que el envase quede vacío

  7. Deje la solución debajo de la lengua al menos 2 minutos antes de tragar. No ingiera ningún tipo de alimento o bebida en los 5 minutos siguientes