Necesidad de vacunación del Sarampión en adultos

El sarampión es una enfermedad vírica exantemática infectocontagiosa , producida por un mixovirus, mucho más contagiosa que la gripe, cuyo reservorio natural es el ser humano. A pesar de su letalidad relativamente baja, representa una causa importante de mortalidad infantil, especialmente en medios sociales bajos y en países no desarrollados . Las complicaciones son frecuentes especialmente respiratorias ( bronconeumonia sarampionosa) , que responden bien con antibióticos, y neurológicas ( encefalitis sarampionosa) que pueden ser muy graves Hace poco la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó en un informe del rápido avance del sarampión en Europa, con un rebrote de la enfermedad en cuatro países en los que se consideraba erradicada: Reino Unido, Albania, Grecia y República Checa.

En el primer trimestre de 2019 se han triplicado los casos en todo el mundo frente al mismo periodo de 2018 y en Europa se han duplicado. No obstante, España se mantiene, de acuerdo con este informe, con el estatus de país libre de sarampión, pero el documento de la OMS ha desencadenado una nueva inquietud en gran parte de la población, a pesar de que su manejo actual en España es el mismo desde hace tres años,

La pauta de Vacunación frente al sarampión, recomendada por el Comité de Vacunas de la Sociedad Española de Pediatría para toda España y aceptado y financiado por la Comunidad Autónoma de Canarias en su último calendario vacunal ( 2019) es de dos dosis de vacuna, la primera junto con la rubeola y la parotiditis (SRP). sarampión-rubeola-parotiditis (triple vírica) a los 12 meses y la 2.ª a los 3-4 años de edad. La 2.ª dosis se podría aplicar en forma de vacuna tetravírica incluyendo, además de las tres anteriores la Varicela (SRPV). En pacientes susceptibles fuera de las edades anteriores, la vacunación es, también, con 2 dosis de SRP con un intervalo de, al menos, un mes entre ambas dosis.

Aquí es donde surge la novedad y las dudas de las familias, las cuales vienen reforzadas por el documento publicado en septiembre de 2018 por el Ministerio de Sanidad y Consumo para vacunación en Población Adulta, que recomienda la administración de dos dosis de triple vírica (SRP) -sarampión, rubéola y parotiditis- en las personas nacidas en España a partir de 1970, ya que en los nacidos previamente se asume que ya han padecido el sarampión.

Esta recomendación responde a que los últimos brotes de sarampión en España muestran un mayor número de casos en las personas nacidas entre 1970 y 2000.

La vacuna triple vírica ( sarampión – rubeola – paperas) se introdujo en el calendario de vacunación en España en 1981, con altas coberturas desde entonces, pero muchos casos incluso entre los nacidos a partir de ese año, carecen de documentación que certifique que han sido vacunados.

Esta vacuna es altamente efectiva, por lo que la enfermedad puede ser erradicada mediante vacunación.

¿ Quien debería vacunarse?

Cualquier niño a partir de los 12 meses de edad o adulto que no este vacunado con dos dosis de vacuna triple vírica o no haya padecido la enfermedad.

Sí no hay evidencia de haber padecido la enfermedad o de haber recibido dos dosis de vacuna se recomienda vacunarse puesto que la revacunación no comporta ningún riesgo para las personas bien vacunadas previamente o con inmunidad por haber padecido la enfermedad, no obstante, en caso de duda es posible efectuar una analítica de serología de sarampion que nos confirma si el sujeto tiene inmunidad adquirida o es susceptible de padecer la enfermedad.

El Ministerio de Sanidad y Consumo recomienda la administración de dos dosis de triple vírica (SRP) -sarampión, rubéola y parotiditis- en todas las personas nacidas en España a partir de 1970, ya que en los nacidos previamente se asume que ya han padecido el sarampión.

Esta recomendación responde a que los últimos brotes de sarampión en España muestran un mayor número de casos en las personas nacidas entre 1970 y 2000. Aunque la vacunación del sarampión se introdujo en 1981, inicialmente solo se administraba una sola dosis de vacuna y debido a la necesidad de mantener la cadena de frío desde su fabricación hasta su administración y a las propias técnicas de vacunación, las primeras promociones de niños vacunados no tienen garantía suficiente de estar correctamente vacunados

¿ Que tengo que hacer para vacunarme?

La vacuna triple vírica esta financiada por el sistema nacional de salud, por lo que solo hay que dirigirse al centro de salud de referencia en su zona, en donde se le administrara de forma gratuita. También esta disponible en las oficinas de farmacia por lo que se puede adquirir de forma particular y acudir a nuestro médico o enfermero de cabecera para su administración y posterior certificación para que conste donde proceda.

¿ Es grave el sarampión?

No es una enfermedad benigna, es especialmente grave en pacientes inmunodeprimidos o con otras patologías de base, y en 1 de cada 1000 adultos sanos puede tener complicaciones neurológicas graves. En adultos causa fiebre alta, rinoconjuntivitis, mal estado general y aparición del característico sarpullido en piel. Las complicaciones más frecuentes son respiratorias como la bronconeumonía sarampionosa

¿ como se contagia ?

Por vía aérea a través de los estornudos de los pacientes enfermos. El periodo de contagio dura desde cinco días antes de la aparición el exantema en la piel hasta cinco días después de su desaparición. Un infectado puede contagiar a 12-18 personas no inmunizadas. Los inmunizados son aquellos que han padecido la enfermedad, que han recibido dos dosis de vacuna o los menores de seis meses cuyas madres padecieron la enfermedad y a los que se les transmite la inmunidad por vía vertical con una duración aproximada de 6-9 meses 

¿ Por que se produce este rebrote ?

En los países desarrollados, por la no vacunación entre grupos de antivacunas y tras la globalización, que comienza a este respecto con la caída del telón de acero, se produce un gran flujo de personas hacía Europa desde zonas con muy baja o, en algunos casos, nula cobertura de vacunación