PREGUNTAS MÁS FRECUENTES SOBRE LA INMUNOTERAPIA (“VACUNAS”) SUBCUTANEA EN ALERGIA INFANTIL

En los desplazamientos . Sí el paciente va de viaje , ¿donde debe de llevar la vacuna subcutánea?

Se deben de mantener los viales en posición vertical. En los viajes el vial puede estar fuera del frigorífico, pero deben de guardarse en el mismo tan pronto sea posible. El mejor sitio para su conservación a medio plazo es siempre la nevera.

Sí viaja en avión debe de llevar consigo el producto en su equipaje de mano, ya que en la bodega puede alcanzarse temperaturas demasiado bajas para el producto y a su vez existe riesgo de fuga del mismo, debido a la despresurización.

¿Donde se administran las vacunas subcutáneas?

Se deben de administrar en un centro sanitario, bien de Atención Primaria, o en la consulta del especialista. La primera dosis en la pauta habitualmente empleada, pauta rush, se administra siempre bajo control del médico que la ha prescrito y por personal de enfermería debidamente entrenado y repartida en dos dosis con un intervalo de media a una hora entre ambas.

Las normas de seguridad del paciente obligan a realizar la primera administración en un ambiente en el que el paciente pueda ser sometido a observación durante un periodo razonable y en el que se disponga de las medidas de rescate en el caso de presentar un evento adverso.

Además es recomendable sacar la vacuna de la nevera 10-15 minutos antes de su administración para que esté a temperatura ambiente y no fría.

¿ Se puede hacer ejercicio el día de la administración de la vacuna subcutánea?

Durante el día de la inyección no se deben de realizar ejercicios físicos exhaustivos ni violentos.

Tampoco se deben de ingerir comidas muy pesadas,

ni tomar baños o duchas muy calientes o saunas. Si se puede efectuar el ejercicio y dieta habitual, así como mantener las medidas higiénicas habituales evitando las temperaturas extremas.

¿ Donde se debe de conservar la vacuna subcutánea?

Sí no se indica lo contrario , el vial deberá ser conservado en la nevera a una temperatura entre 2 y 8º. No se debe de administrar la vacuna si se ha congelado accidentalmente .

El tiempo que el paciente tarda en llevarla al centro médico puede estar fuera de la nevera. La vacuna puede resistir 6-8 horas fuera de la nevera evitando temperaturas extremas. Nunca debe de ser expuesta a mucho calor, como por ejemplo en un coche al sol. Las jeringas se pueden conservar a temperatura ambiente