Calendario vacunal de la Comunidad Autónoma Canaria año 2015

 calendario vacunal 2015

Vacunación. Concepto:

Producción de una respuesta inmunitaria específica protectora ( anticuerpos y/o inmunidad mediada por células) por parte de un individuo sano susceptible de padecer una enfermedad, como consecuencia de la administración de un producto inmuno – biológico , la vacuna, que puede estar constituido por un microorganismo,  una parte de él o un producto derivado del mismo
(antígenos inmunizantes) con objeto de producir una respuesta similar a la de la infección natural, pero sin peligro para el vacunado.  Se basa en la respuesta del sistema inmunitario a cualquier elemento extraño (antígeno) y en la memoria inmunológica.

 

RAZONES IMPORTANTES PARA VACUNAR A LOS NIÑOS

La existencia de un calendario de vacunación infantil ha propiciado que enfermedades infecciosas frecuentes en la infancia, hoy se consideren un asunto del pasado.

Razones por las que toda la población infantil debe vacunarse siguiendo las recomendaciones establecidas en el calendario oficial de vacunación:

  1. La vacunación salva vidas. Los avances científicos actuales permiten proteger la salud de nuestros niños frente a ciertas enfermedades. Algunas de las enfermedades que se previenen mediante la vacunación fueron muy temidas hace pocos años. Por ejemplo la poliomielitis en España causó 2.132 casos de parálisis permanente en el año 1959 y hasta 208 muertos en 1960, la gran mayoría de los afectados eran niños menores de 15 años. Cuando se alcanzan altas coberturas de vacunación frente a una enfermedad se produce una importante disminución en el número de personas infectadas. Por el contrario, cuando la cobertura de vacunación disminuye, aumenta el número de personas susceptibles y el número de casos de enfermedad vuelve a aumentar, como ha ocurrido en algunos países de Europa. Cuando hay suficientes personas vacunadas en la población, la protección alcanza a las personas no vacunadas, debido a que los microorganismos encuentran muchas dificultades para avanzar. Antes de la introducción de los calendarios de vacunación en España, las enfermedades infecciosas eran la causa principal de mortalidad infantil y las epidemias eran frecuentes.
  2. Las vacunas son seguras y efectivas. Las vacunas se utilizan en la población solamente tras una evaluación muy exhaustiva por profesionales expertos, siguiendo protocolos internacionalmente aprobados. Su utilización puede causar molestias en el lugar de la inyección como enrojecimiento y dolor local, pero son mínimas si se compara con el dolor y la enfermedad que causan las enfermedades que previenen. Los efectos adversos graves que causan las vacunas, ocurren muy raramente.
  3. La vacunación es un derecho básico. En España, el Sistema Nacional de Salud proporciona las vacunas necesarias para todos los niños, en función de su edad, de manera voluntaria y gratuita. Aun así, hay personas en España que no están adecuadamente vacunadas y continúan siendo susceptibles a enfermedades que se pueden prevenir. Estas personas suelen pertenecer a grupos sociales muy diversos. Es importante recordar que estos grupos de personas no vacunadas pueden padecer las enfermedades que se pueden prevenir mediante vacunación.
  4. Los brotes infecciosos suponen una amenaza importante. Gracias a la disponibilidad de programas de vacunación efectivos no se observan, de manera habitual, las enfermedades que se previenen mediante vacunación. Muchas personas piensan que dichas enfermedades ya no suponen peligro, e incluso creen que las vacunas son más peligrosas que las infecciones que protegen. Cuando bajan las coberturas de vacunación re-emergen estas enfermedades en forma de brotes o epidemias. Estos brotes o epidemias se producen cuando se van acumulando personas susceptibles año tras año por no vacunarse o vacunarse con menos dosis de las necesarias para tener buena protección. Un ejemplo de ello es la epidemia de sarampión que ocurrió en Bulgaria en los años 2009 y 2010, ocasionando 24.047 casos de sarampión y 24 muertos. Otro ejemplo es la epidemia difteria en la Federación Rusa que comenzó en 1990 y posteriormente se extendió a otros países de la antigua Unión Soviética.
  5. Las enfermedades se pueden controlar y eliminar. Con el mantenimiento de altas coberturas de vacunación se mantienen controladas ciertas enfermedades infecciosas y con un esfuerzo coordinado entre los países se puede conseguir eliminar e incluso erradicar enfermedades:
    • La viruela, que producía 5 millones de muertos cada año en todo el mundo, se erradicó en 1978 y la vacunación se suspendió en España en 1980. Hoy día ya está olvidada, tanto la enfermedad como la vacunación.
    • La Organización Mundial de la Salud declaró en el año 2002, a la Región Europea de la OMS, área libre de poliomielitis. Con un esfuerzo mundial se podría llegar a alcanzar la erradicación de la enfermedad. Hasta ahora, la lucha frente a la poliomielitis ha salvado de la parálisis permanente a 5 millones de personas en todo el mundo.
    • La Región de las Américas fue declarada libre de sarampión en 2002, 12 años después de haber tenido un brote en 1990 que causó más de 250.000 casos y más de 10.000 muertos.
    • La Región Europea de la OMS todavía tiene una carga de enfermedad importante de sarampión, aunque en los últimos 10 años la notificación de casos ha disminuido más del 96%.
    • En España, consideramos controlado el sarampión debido a las altas coberturas de vacunación, aunque la presencia continuada de sarampión en algunos países de Europa junto con la agregación de personas con baja cobertura de vacunación en algunas zonas de España, ocasionan brotes localizados de enfermedad cada año.
  6. La vacunación es una medida coste-efectiva. La vacunación es, sin duda, una de las herramientas más coste-efectiva de salud pública, con grandes beneficios para la salud y bienestar de la población. Un estudio europeo realizado en 11 países muestra que el coste de tratamiento de un caso de sarampión fue entre 209 y 480 euros por caso, mientras que el coste de la vacunación y control del sarampión era entre 0,17 y 0,97 euros por persona. Además de ahorrar en los costes de tratamiento de las enfermedades, la vacunación tiene un impacto económico significativo: también protege de los efectos que las enfermedades tienen a largo plazo sobre el bienestar físico y mental de las personas. En otras palabras, la vacunación previene muertes y discapacidad por una fracción del coste del tratamiento de la enfermedad, beneficiando tanto a las personas de manera individual como a la sociedad en su conjunto

Tipos de vacunas:

  1. Vacunas de microorganismos vivos-atenuados :  Son las que mejor simulan la infección natural y producen inmunidad humoral y celular duradera con 1-2 dosis. Son más fáciles de obtener para virus (menos genes): Sarampión, Rubeola, Parotiditis, Varicela, Virus Polio Oral.
  2. Vacunas inactivadas o muertas : Son más seguras, estables y fáciles de distribuir, la necesidad de refrigeración no es vital y el microorganismo no puede mutar, precisan varias dosis: virus polio inactivado ( VPI), hepatitis A, Rabia y gripe.
  3. Vacunas de subunidades  Existe la posibilidad de crearlas mediante la tecnología del ADN recombinante ( vacunas de ingeniería genética): Hepatitis B y Tosferina acelular
  4. Vacunas de toxoides  No contienen al virus o a la bacteria sino a su propia toxina inactivada: Difteria y tetanos
  5. Vacunas conjugadas :  Combinando el germen contra el que queremos producir la respuesta inmunitaria específica protectora con proteínas o toxoides de otros microorganismos para facilitar su reconocimiento, especialmente por  los lactantes que poseen una inmunidad aún muy inmadura: Neumococo, Haemophilus Influenzae y Meningococo C

Componentes que constituyen la vacuna:

  1. Antígeno inmunizante. Estimula la respuesta inmune
  2. Líquido de suspensión que es siempre solución salina fisiológica o agua destilada
  3. Preservantes, estabilizantes y antibióticos. Impiden el crecimiento bacteriano o la degradación de la vacuna (antibióticos, glicina, polisorbato, mercuriales, albúmina, gelatina, etc.) es el componente con mayor posibilidad de ocasionar reacciones alérgicas o tóxicas.
  4. Aumentan la inmunogenicidad del antígeno inmunizante (sales de aluminio)

Recuerdo histórico:

  1. Variolización. Es el procedimiento empleado con el mismo fin que se empleaba desde 1000 años antes de Cristo en la india y consistía en inocular a sujetos sanos material de las pústulas de enfermos con viruela con el fin de hacerlos inmunes a esta y evitar la enfermedad. En los años 60 aún se practicaba este procedimiento en Etiopía, áfrica oriental, Afganistán y Pakistán. En 1979 se declaraba la erradicación definitiva de la viruela por la OMS tras un último caso de esta enfermedad en Somalia en 1977.
  2. En 1876 Edward Jenner inyecto para prevenir la viruela un virus similar al de la viruela, el Oethopovirus productor de la “variola vaccínea” enfermedad producida en el ganado vacuno y en las manos de los ordeñadores. De aquí viene el nombre de “vacuna”.
  3. En 1885 Pasteur salva la vida de un niño mordido por un perro rabioso inoculándole material desecado procedente del tejido nervioso de animales con dicha enfermedad.

 

Calendario Vacunal del comité asesor de Vacunas de la sociedad Española de Pediatría 2015

Meses =

0 meses:  hepatitis B solo a hijos de madres portadoras de hepatitis B

2 meses: (DTPa + Hib + VPI + hepatitis B) +   neumococo

4 meses: (DTPa + Hib + VPI + hepatitis B) + MENINGITIS C + neumococo

6 meses: (DTPa + Hib + VPI + hepatitis B)

12 meses: (Sarampión+Rubéola+parotiditis) + MENINGITIS C + neumococo + VARICELA

18 meses: (DTPa + Hib + VPI)

Años =

03 años: (Sarampión – rubéola – parotiditis) +  VARICELA

04-06 años: Se recomienda vacuna combinada de baja carga antigénica Tdpa a los 4-6 años seguida de otra dosis a los 11-12 años.

12 años: MENINGITIS C + papiloma virus humano (VPH ). Esta última solo a niñas.

14 años: Tdpa  + papiloma virus humano ( VPH) solo en niñas no vacunadas a los 12 años. La Asociación Española de Pediatría  reduce el rango recomendado frente al VPH a los 11 – 12  años ( )

Además de estas vacunas financiadas por el estado y, por tanto, en “calendario vacunal obligatorio” el Comité Asesor de Vacunas de la Sociedad Española de Pediatría también aconseja

  1. La vacunación contra el rotavirus (2-3 dosis) el primer año de vida. Especialmente indicada para lactantes que acuden a guarderías.
  2. La vacunación contra la gripe estacional en la población de riesgo con edad superior a 6 meses (cardiópatas, patología pulmonar crónica,etc)
  3. La vacunación contra la hepatitis A. Solo para la población de riesgo (aquella que vive o viaja a zonas donde la hepatitis a es endémica) de edad superior a 12 meses (dos dosis con un intervalo de 6-12 meses)
  4. Meningitis B (BEXCERO) a los tres, cinco y siete meses de vida y con un recuerdo a los 15 meses. Esta fue una larga demanda de la Sociedad española de Pediatría, considerada positivamente por el Ministerio de Sanidad el último trimestre del año 2015, fecha en la que se comienza a distribuir esta vacuna en las oficinas de farmacia en nuestro pais
  5. Vacuna de la Tosferina en las embarazadas alrededor de la 30 semana de edad gestacional, con el fin de proteger pasivamente a la población de mayor riesgo de morbilidad y mortalidad por tosferina que son los recién nacidos y lactantes menores de tres meses. ( vacuna BOOSTRIX= Tdpa). Esta medida fue puesta en práctica por la comunidad Autónoma Canaria de forma innovadora tan pronto se puso de manifiesto el resurgir de esta patología en nuestro medio y se produjo el desabastecimiento mundial de la vacuna

Novedades del Calendario vacunal  2015 de la Comunidad Autónoma Canaria:

  1. Introducción de la vacunación contra el neumococo (Prevenar 13) en calendario vacunal obligatorio a los 2, 4 y 12 meses de edad
  2. Vacunación contra el papiloma virus humano a los 12 años en niñas. Hasta el año anterior era a los 14 años.
  3. Vacunación dtpa (tosferina) en embarazadas entre 28 y 36 semanas de edad gestacional.
  4. Secuestro, debido al desabastecimiento mundial de la vacuna y a la objetivación de la tosferina como patología emergente en nuestro medio, de todas las dosis existentes en nuestro mercado de la vacuna Boostrix de tosferina que estaban destinadas inicialmente para la vacunación a los niños de 6 años y empleo prioritario de estas dosis en la vacunación a las embarazadas. Esto supone el diferir la vacuna de los 6 años hasta los 7 – 8 años de vida, momento en los que se considera que las casas comerciales productoras de esta vacuna contaran con cantidad suficiente para garantizar su suministro.