Sanidad recomienda evitar el consumo de pez espada, tiburón, atún rojo y lucio en niños de hasta 10 años de edad, mujeres en lactancia y mujeres embarazadas

La presencia de mercurio en algunos pescados lleva a Sanidad a actualizar su guía de consumo con la que eleva de 3 a 10 años la “PROHIBICIÓN” ( recomendación de evitar ) su ingesta

Las mujeres embarazadas, las que estén planificando su embarazo o en periodo de lactancia,así como los niños de menos de 10 años de edad es la ‘población vulnerable’ a la que el Ministerio de Sanidad, a través de su Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), recomienda evitar el consumo de pescado en especies con alto contenido de mercurio, como puede ser el pez espada, el tiburón, el atún rojo y el lucio. Todos ellos depredadores marinos que a su vez consumen gran cantidad de peces de menor tamaño

Además, a niños entre 10 y 14 años, también considerados como ‘población vulnerable’, les recomienda limitar el consumo de especies con alto contenido en este metal a 120 gramos al mes.

Si se trata de la ingesta de especies con bajo y medio contenido en mercurio, se recomienda a toda esta ‘población vulnerable’ el consumo de tres o cuatro raciones de pescado a la semana, procurando variar entre pescado azul y blanco.

La población en general puede consumir tres o cuatro raciones a la semana de todas las especies de pescados, también variando entre el azul y el blanco, según Asean, que no deja de afirmar que«comer pescado es seguro y saludable».

La ingesta directa de mercurio, o a través de la placenta y la leche materna, puede afectar al sistema nervioso central en desarrollo, aclara esta agencia que ha actualizado sus recomendaciones de 2011 para ciertas especies dado que la nueva información científica y técnica ha hecho necesaria su revisión.

La cantidad de mercurio en los peces está relacionada con su posición dentro de la cadena trófica, por tanto, los peces depredadores, de gran tamaño y más longevos como el pez espada, tiburón, atún rojo o lucio tienen concentraciones más alta.

El pez espada o emperador, el atún rojo (Thunnus thynnus), el tiburón (cazón, marrajo, mielgas, pintarroja y tintorera) y el lucio son las especies con alto contenido de mercurio.

El abadejo, anchoa o boquerón arenque, bacalao, bacaladilla, berberecho, caballa, calamar, camarón, cangrejo, cañadilla, carbonero o fogonero, carpa, chipirón, chirla o almeja, choco o sepia o jibia, cigala, coquina, dorada, espadín, gamba, jurel, langosta, langostino, lenguado europeo, limanda o lenguadina, lubina, mejillón, merlan, merluza o pescadilla, navaja, ostión, palometa, platija, pota, pulpo, quisquilla, salmón atlántico o salmón, salmón del Pacífico, sardina, sardinela, sardinopa, solla, y trucha son las especies con bajo contenido de mercurio.

Asean dice que las especies no mencionadas anteriormente se entienden como de contenido medio.